1 Ron Davis sostiene una foto de su hijo de 17 años, Jordan, cerca de la gasolinera donde lo mataron a tiros. (Foto por Walter Coker.)

Por Eric Barton
Florida Center for Investigative Reporting

A Michael David Dunn le molestó el volumen de la música que salía de un SUV estacionado al lado en una gasolinera de Jacksonville. Entonces gritó por encima de los tonos bajos que vibraban de una bocina en la parte trasera de un Dodge Durango rojo y le dijo a uno de los hombres que iban adentro que lo bajara.

In English

As Firearm Ownership Rises, Florida Gun Murders Increasing

Michael David Dunn.

Michael David Dunn

“Mátalo”, respondió uno de los pasajeros que iba en el Durango, según Dunn, quien es blanco y afirma que uno de los jóvenes negros que iba en el SUV agarró una escopeta. Dunn sacó una pistola Taurus 9mm de su guantera y disparó ocho o nueve veces.

Las balas penetraron la puerta trasera e hirieron a Jordan Davis, de 17 años, en el pecho y las piernas. Davis, alumno de último año de secundaria que planeaba alistarse en las fuerzas armadas, falleció antes de llegar al hospital.

Aunque no está claro si Dunn fue el agresor o se defendió con su pistola, hechos como éste, ocurrido el 23 de noviembre del 2012, son ahora cosa común en la Florida.

Los homicidios con armas de fuego han aumentado significativamente en la Florida desde el 2000, cuando hubo 499 casos, según información de la Policía Estatal de la Florida (FDLE, por sus siglas en inglés). Desde entonces la cifra ha aumentado 38 por ciento: 691 homicidios con armas de fuego en el 2011, el año más reciente de que hay información.

Las armas de fuego son ahora las preferidas en 70 por ciento de todos los homicidios en la Florida, en comparación con 56 por ciento en el 2000.

El alza en los homicidios con armas de fuego en la Florida ocurre en un momento en que la tasa general de homicidios ha declinado en el estado, al igual que la de los delitos violentos.

También ocurren en momentos en que el control de las armas está en el centro del debate nacional. Encuestas nacionales muestran que una mayoría de las personas en Estados Unidos favorece normas más estrictas de control de armas y sus partidarios afirman que la verificación de antecedentes penales más fuerte que se debate en el Congreso pudiera reducir el número de esas muertes.

En la Florida, los homicidios con armas de fuego han recibido una mayor atención desde que George Zimmerman se apoyó en la ley de defensa propia en febrero del 2012 cuando mató a Trayvon Martin, de 17 años. Personas en ambas partes del debate del control de las armas dicen que los hechos impulsaron a los propietarios de armas a portarlas, y que ese aumento en el porte de armas puede haber llevado al aumento en la cantidad de homicidios con armas de fuego.

Expertos divididos

No hay una respuesta clara a por qué los homicidios han aumentado tan significativamente. Pero un hecho es difícil de pasar por alto: los floridanos tienen más armas que hace un decenio, cuando el índice de homicidios con armas era mucho menor.

Los permisos de porte de arma y la ley de defensa propia del estado también han impulsado a más personas a portar armas, lo que lleva a más oportunidades de homicidio.

Gary Kleck, profesor de Criminología de la Universidad Estatal de la Florida y experto en armas, dijo que la cantidad de personas que solicitan una verificación de antecedentes penales para comprar armas de fuego ha aumentado significativamente desde el 2004. El año pasado, el estado procesó casi 800,000 verificaciones de antecedentes penales. Y después de la masacre del 14 de diciembre en Newtown, Connecticut, en la Florida hubo un fuerte repunte en la compra de armas. En los primeros tres meses de este año, el estado procesó 294,185 verificaciones de antecedentes penales, casi la misma cifra que en todo el 2004.

La mayoría de las personas que solicitan la verificación de antecedentes para comprar un arma en la Florida —98.5 por ciento in 2010— reciben la autorización. Eso se debe en parte debido a problemas de gestión de archivos. La Florida marcha por detrás de otros estados en presentar historiales de enfermedades mentales a la base de datos federal que se usa en la verificación de antecedentes, según un informe de Alcaldes contra las Armas Ilegales.

La cantidad de verificaciones de antecedentes penales es sólo una parte de todos los dueños de armas. Muchas personas compran armas a particulares y en ferias, para las cuales no hay exigencias de verificación federal ni reporte. La Florida, que estaba por debajo del promedio nacional en términos de cantidad de armas, ahora está al nivel promedio, que una encuesta reciente de Gallup colocó en 47 por ciento.

“Desde que el presidente Obama ocupó el cargo, la población esperaba que asumiera una postura estricta sobre las armas de fuego”, dice Kleck. “Aunque eso no ha sucedido todavía, se disparó la compra de armas”.

Un caso en que participó la policía en Orlando destacó el mercado de ferias de armas de fuego en la Florida. Furioso por un accidente automovilístico, David Alyn Penney está acusado de disparar cargadores de 30 proyectiles de dos armas de asalto en su casa de Alabama Avenue en St. Cloud el 21 de noviembre del 2011. Cuando la policía llegó, Penney supuestamente apuntó las armas a los agentes, hiriendo a uno en un pie; otro agente resultó lesionado por fragmentos de vidrio.

Nadie murió en el incidente, pero los investigadores conocieron después que Penney compró los fusiles de asalto en una feria de armas poco después de cumplir 18 años. Los fiscales negociaron los cargos con Penney y éste se declaró nolo contendere a cambio de cumplir ocho años de prisión; el juez todavía no ha aprobado el acuerdo. Los fiscales indicaron que la salud mental de Penney es la razón de la sentencia breve, un historial de salud mental que podría haberse detectado si hubiese tenido que someterse a una verificación de antecedentes durante la compra de las armas.

Indice de homicidios

Sin embargo, los que defienden la tenencia de armas impugnan la evidencia anecdótica que sale de casos como el de Penney y opinan que un aumento en la cantidad de armas no lleva necesariamente a un aumento en los delitos con armas de fuego. Dave Wood, presidente de la Colación por la Segunda Enmienda, con sede en West Palm Beach, dijo que las ventas de armas en las ferias y tiendas “se han disparado” en años recientes. Pero según Wood, esas armas no caen en manos de homicidas.

“Es poco probable que los ciudadanos respetuosos de la ley hayan contribuido a ese aumento”en los homicidios con armas, dijo Wood. “Las personas que compran armas después de la toma de posesión de Obama no son los que están asesinando”.

Ladd Everitt, de la Coalición para Detener la Violencia con las Armas, con sede en Washington D.C., no concuerda. Everett dijo que no es coincidencia que los homicidios con armas aumentaron al mismo tiempo que la venta de armas en la Florida. Agregó que los casos destacados de defensa propia han dado a los dueños de armas una mayor confianza en zanjar disputas con armas de fuego.

“El objetivo de la ley fue alentar a la gente a portar armas en público”, dijo Everett. “Esto crea más oportunidades de tiroteos y los floridanos probablemente se sientan más inclinados a hacer esos disparos porque saben que hay una ley que puede protegerlos”.

Pero según John R. Lott, autor de varios libros sobre tenencia de armas, entre ellos The Bias Against Guns (La parcialidad contra las armas), es engañoso centrarse en los asesinatos con armas en la Florida cuando el índice general de homicidios ha bajado. Desde 2000, el índice de homicidios — la cantidad de homicidios por cada 100,000 personas — ha bajado de 5.6 a 5.2.

“Lo que más preocupa a la gente es el índice general de homicidios”, dijo Lott desde su casa en Virginia. “La gente quiere que ese índice baje, y ha bajado; si incluye o no a las armas de fuego no es importante”

Una causa posible del aumento en los homicidios con armas de fuego pudiera ser que el alza significativa en la tenencia de armas en la Florida las ha hecho más ubicuas en incidentes de violencia doméstica, dijo Sarah Trumble, asesora de políticas de Third Way, un grupo de estudios de Washington D.C. que defiende el control de las armas de fuego. La presencia de armas en una vivienda durante un incidente de violencia doméstica hace aumentar en 500 por ciento las probabilidades de que una mujer sea víctima de un homicidio, según un estudio del 2003 sobre la violencia doméstica en 11 ciudades.

La verificación de antecedentes que se realizan en las armerías evita que la mayoría de las personas con órdenes de alejamiento puedan comprar un arma, pero esas personas pueden comprarlas en las ferias de armas y a particulares. “Esa es una razón por la que la verificación de antecedentes para todas las ventas de armas es importante, y muestra que la efectividad de la medida”, dijo Trumble. La violencia doméstica es una razón por la que “necesitamos desesperadamente la verificación de antecedentes en todas las ventas de armas”, dijo Trumble.

‘Un escudo para los dueños de armas’

Después que Dunn mató a tiros al joven de 17 años en la gasolinera de Jacksonville, la policía no encontró la escopeta con la que el que disparó dijo le habían apunado. Nadie más en el lugar de los hechos observó un arma en la Durango. Los fiscales acusaron a Dunn de homicidio en segundo grado, pero un jurado de instrucción lo acusó en diciembre de homicidio en primer grado, una decisión poco común. Dunn sigue detenido sin derecho a fianza.

El abogado de Dunn no respondió a varias solicitudes de comentario. Pero John M. Phillips, abogado que representa a la familia del adolescente muerto, dijo que el caso subraya los peligros de las leyes de defensa propia y los permisos de porte oculto de armas.

“Con esta ley, no se trata de defenderse sino de ejercer poder”, dijo Phillips. “Una situación que antes se manejaba con la razón, ahora se maneja a balazos”.

El padre del joven, Ron Davis, ahora se opone a la ley de defensa propia y a la tenencia de armas. El hombre ha dirigido vigilias y planea un viaje a Washington D.C. para cabildear a favor de leyes más estrictas de control de armas.

“No sólo hay más armas, sino que estas leyes son como un escudo para los dueños de armas”, dijo Davis. “Más personas las usan para solucionar disputas y no estas leyes se lo permiten”.

Después de los hechos, Dunn y su prometida condujeron hasta un hotel donde iban a pasar la noche. El hombre dijo que no sabía que nadie había resultado lesionado hasta que vio una conferencia de prensa en la televisión. Dunn fue arrestado el día siguiente, a 170 millas de su casa en Satellite Beach.

Todavía no se ha programado el juicio, pero si los jurados creen que lo amenazaron, Dunn pudiera ser absuelto sobre la base de la ley de defensa propia de la Florida. Si los jurados creen que él fue el agresor, Dunn habrá agregado un homicidio más a la cifra cada vez mayor de homicidios con armas de fuego en la Florida.


— Data visualization by Grant Smith

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.